Un padre orgulloso dejó a su hija con maravillosos recuerdos del día de su graduación, simplemente apareciendo para caminar a su lado.

El momento extraordinario de Alexandre José da Silva, de 79 años, quien usa sus manos para impulsarse por el pasillo después de haber perdido ambas piernas hace años, fue grabado en video.

La escena emocional fue recibida con un aplauso exuberante cuando el público le dio a la familia una ovación de pie, y vitorearon, mientras observaban los esfuerzos del Sr. Da Silva.

Pic by Rosany Caetano / Caters News –

Su hija, Rosany Caetano, de 30 años, se graduó con una licenciatura en derecho de la Universidad Estatal de Piaui en el noreste de Brasil, en abril de este año, pero el video de la entrada inspiradora del Sr. da Silva solo se publicó la semana pasada. Desde entonces ha sido compartido más de 100.000 veces.

El video muestra a Rosany, vestida con su bata de graduación, sosteniendo la mano su madre de 68 años, María, mientras su padre usa un bloque de madera en su mano izquierda y un pequeño palo en su derecha para seguir el ritmo de las dos mujeres.

El agricultor, que no ha podido caminar desde la edad de 15 años después de problemas de la columna que no se diagnosticaron antes de que el daño se volviera irreversible, expresó su sorpresa ante la masiva bienvenida”.

Sin embargo, agregó que la familia, que proviene de un origen humilde, se sintió abrumada por el inmenso apoyo.

Pic de Rosany Caetano / Caters News – Rosany con su padre Alexandre.

El jubilado, cuyas piernas atrofiadas están dobladas hacia atrás al nivel de las rodillas, dejándolo en una posición permanentemente agachada, dijo: “Solo he querido cosas buenas para mi hija y esto fue un sueño hecho realidad”.

Estoy muy orgulloso de ella porque ha logrado más de lo que esperábamos. “Fue tan bueno ver a todos elogiarla y felicitarla por el día y no me lo habría perdido por nada del mundo”.

videoPlayerId=f18342026

Rosany es la primera persona de la familia que vive en una pequeña granja en Landri Sales, en el noreste de Brasil, en ir a la universidad y obtener un título.

La graduada con lágrimas en los ojos dijo: “Fue una experiencia maravillosa tener a mis padres conmigo en mi ceremonia de graduación. Fue muy emotivo porque soñaba con hacerlos sentir orgullosos de mí durante tanto tiempo. Han sido mi inspiración a lo largo de mis cinco años de estudio.

“Tuve que vivir lejos de mi hogar y trabajar a tiempo parcial haciendo todo tipo de trabajos, desde limpieza hasta camarera para poderme  ayudar.

“Mis padres ayudaron donde pudieron, pero lo que les faltaba en dinero lo compensaron con amor, ánimo y el asombroso ejemplo de cómo han llevado sus vidas.

“Me inculcaron la determinación de tener éxito y un espíritu de lucha que se niega a rendirse.

“Mi padre nunca se ha quejado de su condición. Siempre ha sido una figura positiva e inspiradora.

“Es mi héroe porque, a pesar de enfrentar muchos desafíos, nunca desistió, sino que siempre ha trabajado duro en la granja y nos ha proporcionado con el sustento”.

“Es una persona optimista y desinteresada que no se ve a sí mismo como deficiente o indefenso porque ha superado muchas cosas”.

Foto de Rosany Caetano / Caters News – Rosany con sus padres y familia en su ceremonia de graduación.

La Sra. Caetano reveló que fue amor a primera vista y tuvieron 11 hijos juntos, de los cuales solo tres sobrevivieron.

La devota hija, que se ha capacitado para ser juez, prometió “ayudarles” a su madre y a su padre mejorando sus vidas.

Ella dijo: “Mi sueño es comprar una silla de ruedas eléctrica para mi papá. Siempre ha caminado de esta manera y aún puede mantenerse en pie y mantener el equilibrio, pero se está cansando cada vez más y necesita una ayuda.

“Mis padres ahora sufren de algunos problemas de salud y trabajaré muy duro para asegurarme de que tengan todos los medicamentos y el apoyo que necesitan para mejorar sus vidas”.

Te puede interesar:

videoPlayerId=74254c2ce