El proceso de adopción puede llegar a ser un trámite sumamente complicado que miles de personas al año deciden afrontar.

La idea de construir una familia es muy motivadora y haría feliz a cualquier persona, y la historia de hoy te demostrará esto y mucho más.

Ingeborg Mclntosh era una mujer compasiva que cuidaba a algunos niños mientras encontraban una familia que los adoptaran.

A lo largo del tiempo había cuidado de alrededor de 125 niños y ninguno hasta el momento, le había robado el corazón, hasta que apareció Jordan.

Así, y como podrás enterarte en el vídeo de GraciasporAparecerenmiVida, Ingeborg intentó adoptarlo, pero la madre biologica de Jordan, no lo permitía.

Ella prefería que Jordan fuera adoptado por una familia negra y así se negó a firmar los papeles para deja que Ingeborg adoptara a Jordan.

Ingeborg nunca se rindió y su esfuerzo valió la pena, pues 4 años más tarde se convirtió en su madre de manera oficial.

Te puede interesar:

videoPlayerId=11843a9df

El tiempo pasó y sus vidas juntos fueron avanzando en armonía y con mucho amor. La devoción de Jordan por Ingeborg era incondicional.

El pequeño Jordan creció y se convirtió en un apuesto hombre al pendiente de todo lo que su madre necesitara.

Pero un día, un evento inesperado sucedió y puso en jaque la vida de su madre. En ese momento, Jordan sin pensarlo hizo lo que cualquier hijo haría en la misma situación que él, ¿no crees?

Descubre qué fue lo que le pasó a Ingeborg, y cómo Jordan actuó sin pensarlo dos veces.

Comparte esta historia para crear conciencia sobre la adopción, pues miles de niños pequeños sin familia están esperando un hogar lleno de amor.

Fuente: GraciasporAparecerenmiVida

Te puede interesar:

videoPlayerId=26829057b

Videos Destacados

Así es como se prepara una rica ensalada de frutas rápidamente

Conoce a smoothie, la gata más fotogénica del mundo

El eterno Luciano Pavarotti y su inolvidable “Caruso” nos siguen conquistando