Las bodas provocan risas y lágrimas, y todo comienza en la iglesia. Mientras los invitados se sientan esperan ansiosos el comienzo de la ceremonia. En el instante en que comienza la música, todos empiezan a darse vuelta para ver quién se dirige hacia el altar.

Generalmente es la novia la que se lleva todas las miradas, pero en esta boda, fue la pequeña encargada de llevar las flores la que generó sonrisas de todos los invitados.

Después de que las damas de honor y los padrinos atraviesan el pasillo, siguen dos adorables niños. Todos los ojos están puestos en ellos mientras los pequeños miran a los invitados y piensan: “¿Por qué me miran todos?”.

videoPlayerId=c769898fb

Todo sale bien hasta que llegan a unos escalones. El niño suelta a la niña y sube, tomando su lugar junto al padrino, pero la pequeña niña no logra subir los escalones.

Es entonces cuando un marine se acerca y agarra su mano para escoltarla por las escaleras, pero la niña simplemente no puede hacerlo, así que el marine la levanta y la pone arriba de los escalones.

Todo el mundo se ríe mientras el hombre vuelve a su sitio. Es entonces cuando la niña decide que no puede dar un paso más y se deja caer de nuevo provocando las carcajadas de todos los presentes.

Mira el adorable espectáculo por ti mismo.

Te puede interesar:

videoPlayerId=2dd0661e4

Videos Destacados

Una niña interrumpe su almuerzo para darles un beso, la reacción del caballo es sorprendente

Un dulce cuarteto interpreta en violín el tema de la película “Up”

Siempre limpia, esta gatita es tan pulcra que todos los días se ducha junto a su dueña