La pequeña Mila ingresó al preescolar con las expectativas más altas que una niña de dos años pueda tener sobre el nivel académico ofrecido en el primer año escolar.

En este vídeo podemos ver cómo la pequeña niña comparte su “desagradable” experiencia en el salón de clases tras comprobar que no había ingresado a la escuela de derecho. Su madre, tristemente se lo hizo saber.

“No Mila, solo tienes dos años”. Exclamó la niña imitando a su madre cuando le advirtió que no iría a la universidad.

Tras lamentar su ingreso al preescolar, añadió: “la maestra es sombría, los niños están locos… lanzando grapas… ensuciando por todos lados”.

Entonces a esta pequeña le surge una gran idea para calmar la situación caótica que se vive en su salón. Si quieres saber que dijo, no dejes de ver nuestro vídeo.