Este joven con su pulcra figura y su melodiosa voz tiene 26 años y se llama Knut. Ha impresionado en las redes sociales porque realmente brilló al cantar “When We Were Young” de Adele. Un esfuerzo bien compensado ya que al principio los coaches de La Voz, ¡no giraban sus sillas!

© Video Screenshot

Él tenía que cantar, simplemente disfrutar. ¿Cuántas veces has pasado por una situación en la que tú tienes el convencimiento de estar en el camino correcto y nadie se conmueve ante tu esfuerzo? Knut Kippersund Nesdal, es de Noruega y llegó a ser uno de los finalistas de 2017.

Al principio de su audición, a pesar de su buena entonación su presencia agradable y la gran atención que le presta el público y los entrenadores, nadie giraba sus sillas.

© Video Screenshot

¿Qué es lo que pasa por la mente de los jueces? ¿Y, el cantante? ¡Es un momento para seguir concentrado, entender que cantar “When We Were Young” no es cualquier cosa. Seguramente, si no entraba en el concurso, efectivamente, este episodio, le serviría para madurar. Y seguir luchando por lo que ama.

© Video Screenshot

Aún cuando las cosas parecen no funcionar, no hay que perder la esperanza

© Video Screenshot

Así que, esta interpretación de la versión de versión de Knut de la canción de Adele ha surtido su efecto. Primero gira su silla uno de los entrenadores.

Trata de no hacer expresiones: ¡quiere que el chico se quede en su equipo!

¡Otro de los jueces se da cuenta del “truco”, y decide también ir por él!

© Video Screenshot

Cantar “When We Were Young” de Adele en el programa para audicionar seguramente ha sido toda una experiencia de la vida, para este talentoso joven. Todo en la vida, vale la pena… y, al final, premian su perseverancia, y el público disfruta de su encantadora sonrisa.

videoPlayerId=feabfad9d

© Video by The Voice Norway

Videos Destacados

A este “perro lobo” lo abandonaron por ser muy grande pero pronto encontró amor del bueno

Un adorable grupo de estudiantes de primaria recibe el “Botón Dorado” en Britain’s Got Talent

Los jueces se conmueven mientras estos jóvenes interpretan un clásico, ¡son geniales!