Eddie, un guía turístico, estaba visitando el Parque Nacional de Mount Leuser en Indonesia para ver a los hermosos e inteligentes orangutanes.

Durante la visita, tanto los que fueron a admirar el parque como los animales, quedaron atrapados en medio de un fuerte aguacero. El guía estaba perplejo al observar a algunos de los orangutanes buscando y recogiendo grandes hojas de caladio.

Cuando miró más de cerca, se dio cuenta de que a la madre orangután se le había ocurrido una idea brillante: usar estas hojas como paraguas, protegiendo así a sus bebés de las fuertes lluvias.

videoPlayerId=e77d2e56a

Los orangutanes son conocidos por sus increíbles habilidades cognitivas.

Según la Fundación Internacional para Orangutanes: “Se ha observado a los orangutanes haciendo herramientas simples para rascarse. También usan ramas frondosas para protegerse de la lluvia y el sol, y a veces incluso se cubren con grandes hojas como un poncho. También se han observado utilizando las ramas como herramientas durante la búsqueda de alimento, la recolección de miel y la protección contra insectos que pican, y para “agarrar” ramas o frutos que están fuera de su alcance”.

No te pierdas este increíble momento.

También te puede interesar:

videoPlayerId=1a73b7b2f