La cotorra William, casi siempre es muy sociable, pero con estos nuevos vecinos cantores la conexión no fue del todo amistosa, quizás por los cantos o por verlos demasiado rígidos. 

Este hermoso ejemplar del tipo de cotorras Alejandrina fue adoptado por su actual dueña Mizzy hace mas de 20 años de una familia que ya no lo podían tener y vive en Pennsylvania.

La cotorra Alejandrina, (Psittacula eupatria) provienen del sur de Asia ya ha sido naturalizada en muchos países, especialmente en Europa. Su nombre recuerda a Alejandro Magno a quien se le atribuye la exportación de estas aves hacia Europa y países del Mediterráneo y del cual se han conocido cinco subespecies.

Entre sus características principales es que son más grandes que el resto de los pericos, pueden llegar a medir hasta 60 cm. Tienen un hermoso plumaje mayormente verde y manchas naranjas en el cuello y gran pico rojo, ojos amarillos muy pequeños. Las hembras son similares al macho pero no tienen el collar rojo. Les encanta bañarse bajo chorros de agua, para lo cual puede adaptarse algún spray para plantas para que lo disfruten.

Aunque es tímida, le gusta socializar pero no con los de su especie. Los sonidos que el emite son sonidos más fuertes y repetidos, se puede considerar ruidosa, y si se le enseña tiene una gran habilidad para imitar la voz de los humanos. Aunque es un ave de compañía, no se recomienda para el contacto con los niños, y en cuanto a su edad se sabe de ejemplares que han llegado a vivir hasta 30 años.

Se alimentan de semillas como girasol, cacahuetes, frutas y verduras y si está en edad reproductiva se puede incluir huevo para fortalecerlos.

Este es un vídeo compartido por Mizzy´s Parrots en Facebook.

videoPlayerId=b4d89797b

Videos Destacados

Este niño es el “ladrón” de donas más adorable, ¡no pudo evitar tentarse con el dulce manjar!

Construyen un genial ferrocarril de juguete por toda la casa y el jardín

Cuando estos tres hombres se quitan la cinta de la boca, los jueces se ponen de pie