Este desconcertado perro salchicha no entiende que lo que ve en el espejo es su propio reflejo.

Después de vislumbrar al “intruso”, el pequeño Lenny se propone reafirmar su estatus de perro guardián en su casa de Victoria, Australia.

A pesar de moverse hacia atrás, hacia delante y de lado a lado, el perro de un año de edad no puede quitarse de encima al otro perrito, por lo que se abalanza sobre el vidrio.

El dueño Carly Wood dijo: “No puedo evitar reírme cuando Lenny hace esto”.

videoPlayerId=0c4312ed1

“Incluso después de casi un año de ver su propio reflejo, no se ha dado cuenta de que no es otro perro”.

“Me pregunto si cree que su reflejo es su hermano Barry, ya que son casi idénticos y se han visto unas cuantas veces desde que trajimos a los cachorros a casa”.

“Tan pronto como ve su reflejo empieza a saltar de un lado a otro”.

“A veces me da un buen susto porque empieza a ladrar de la nada”.

“Igual es muy divertido”.

Te puede interesar:

videoPlayerId=dc6850df9