Cuando tocábamos un instrumento para la escuela siendo jóvenes, nuestros profesores siempre nos hacían practicar en casa, porque, bueno, la práctica hace la perfección. Algunos padres no están muy contentos con esto, especialmente si el instrumento de elección son los tambores. Escuchar este sonido durante horas seguidas puede llegar a ser muy irritante.

Aparentemente los humanos no son los únicos que lo piensan. Esta niña está practicando su flauta y tocando una canción en su sala de estar. Su perro está tirado en el suelo al fondo, tratando de tomar una siesta. Él está claramente molesto con la música, porque cada vez que ella empieza a tocar la canción, el perro hace un sonido de aullido descontento.

Lo más gracioso es que hace los sonidos mientras está acostado. Ni siquiera levanta la cabeza. ¡El pobre cachorro está tratando de tener una dulce y tranquila siesta! Pero es absolutamente adorable mientras lo hace.

No dejes de compartir esta divertida historia que nos regalan nuestros cachorros día a día.

 

Videos Destacados

Ayudó a un hombre sin hogar sin esperar nada, meses después recibe la sorpresa de su vida

La cautivadora escena de un majestuoso caballo brindando un espectáculo a las vacas vecinas

Conoce a esta niña de 2 años que resuelve un cubo de Rubik en solo 70 segundos